Vive el Presente

Timidez infantil

Las causas son variadas y complejas. En la mayoría de los casos la causa es el sentimiento de inferioridad y baja autoestima que sienten las personas tímidas, que podrían haberse desarrollado como consecuencia de una sociabilización inadecuada, caracterizada por una protección excesiva o por el contrario, por una carencia de atención y afecto.

Es perjudicial para el menor criarse tanto en ámbitos excesivamente protectores como en ambientes autoritarios, pues genera en el niño inseguridad y temor por la incapacidad de alcanzar las exigencias.

Tampoco podemos descartar que hay una base genética, existe un gen que predispone para desarrollar esa timidez.

Otras causas:

  • Comparaciones con otros niños
  • Nacimiento de un hermano
  • Profesores que ridiculizan
  • Padres poco sociables
  • Padres incoherentes
  • Familia desestructurada
  • Falta de confianza

Consecuencias de la timidez infantil

Es necesario una detección precoz, para poder efectuar las medidas para que nos ayuden a erradicarla. La timidez extrema originará trastornos importantes a edades posteriores.

  • Baja autoestima
  • Falta de confianza en sí mismo
  • Sentimiento de inseguridad
  • Carente de iniciativa
  • Deterioro de sus capacidades comunicativas
  • Soledad y relaciones interpersonales pobres
  • Aislamiento y rechazo social
  • Exposición a bullyng
  • Maltrato infantil
  • Fracaso escolar
  • Fobia social
  • Depresión
  • Trastornos psicologicos
  • Posible consumo de sustancias nocivas

Prevención de la timidez

Es necesario ofrecer al niño una educación que fomente el aprendizaje adeucado de las habilidades sociales. Potenciar las capacidades sociales e interactivas del niño, auestima y seguridad en sí mismo.

Es primordial ofrecer al niño el cariño y la atención necesaria en el momento en que lo necesite. La comunicación es muy importante, solo así pueden conocer los sentimientos, sensaciones o emociones.

Necesario también evitar la sobreprotección  y la excesiva atención, lo cual puede ser perjudicial, ya que los padres de estas caracteristicas suelen limitar abusivamente las acciones de los niños, conviritiendolos en personas vulnerables e hipersensibles, así como impidiendo el desarrollo  de sus capacidades.

Estrategias contra la timidez
Debemos prestar atención al conjunto de acciones que podemos efectuar contra el problema de la timidez infantil.
-Empleo del diálogo entre padres/familiares/profesores con el niño tímido, con
el fin de crear un ambiente de confianza que propicie la familiaridad del niño, de modo que éste se sienta cómodo y seguro para contar sus temores y poder prestarle la ayuda necesaria, con lo que, además, mejoraríamos la autoestima del menor. Es primordial que los padres ayuden al niño a expresar sus emociones.
– Los docentes, deben tener especial cuidado respecto al trato que le ofrecen al niño, prestando gran atención para no regañarle, ridiculizarle ni producir situaciones que pudieran producir en el niño un estado de tensión o ansiedad.
– Ejercitar la tolerancia a las críticas.
– Motivar a los niños tímidos a que realicen actividades con objetivos fáciles e ir agregando dificultad de forma progresiva, con el fin de incrementar su autoestima y seguridad en sí mismo, así como incorporar responsabilidad a sus acciones.
– Estimularlo para que adquiera el valor de la competitividad en juegos o actividades que se le den bien y vaya a sobresalir.
– Favorecer su acercamiento a otros niños, buscando la realización de juegos que le gusten, le resulten fáciles y que requieran formar equipo, como las actividades deportivas.
Diagnóstico y tratamiento
La timidez tiene tratamiento y son cuantiosas las técnicas que pueden ayudar a solventar dicha conducta.
La evaluación debe ser multifactorial, es decir, debe involucrar a los diferentes ámbitos de la vida del niño tímido, de tal forma que se realice un análisis preciso de todo su entorno (familia, profe sores, compañeros…) y las diferentes situaciones a las que se enfrenta en su día a día, lo cual nos ofrecerá una amplia información sobre la raíz
del suceso, pudiendo detectar, asimismo, los síntomas, reacciones, el grado en que se produce tal nerviosism o dependiendo de qué situaciones y, así, poder identificar y comprender adecuadamente el problema existente.
El objetivo que se persigue con la intervención asignada al menor es, básicamente, mejorar la calidad de vida del niño, de modo que éste pueda afrontar de forma óptima, y mediante el entrenamiento y la adquisición de las herramientas específicas pertinentes. Pueden emplearse como técnicas para mejorar o solucionar la timidez del menor, algún procedimiento como son la solución de problemas, la técnica de exposición, técnicas de relajación, el entrenamiento en habilidades sociales y la terapia psicológica en los casos más extremos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 23 octubre, 2017 a las 11:02. Se guardó como Sin categoría y etiquetado como , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: